language selector
"MULTIGUIDA" ® Vino Olio Gastronomia Cultura Itinerari Tradizioni Curiosità
STRADA DELL'OLIO E DEL VINO DEL MONTALBANO - LE COLLINE DI LEONARDO

Renacimiento y Barroco - Edilicia se?orial y arte


La imagen actual del paisaje del Montalbano es la consecuencia directa de una fecha precisa: el a?o 1470. Fue alrededor de ese a?o que Lorenzo de? M?dicis empez? a comprar tierras del Montalbano. Su fin era con toda probabilidad invertir en terrenos (y por lo tanto en la econom?a agr?cola) de una zona que hasta ese momento no se hab?a utilizado de manera racional del punto de vista productivo. El Montalbano, as? como se deb?a presentar a los ojos de Lorenzo, estaba en gran parte cubierto por florestas, sobre todo en la zona de las colinas y de los montes; r?os y torrentes lo lam?an y en el ?rea del Pantano hab?a ci?nagas. Los primeros terrenos comprados por los M?dicis fueron los de la zona de Carmignano y Tizzana. Con el pasar del tiempo el inter?s abarc? todo el Montalbano. Por las modalidades con las cuales dicho proceso tuvo lugar, es plausible considerar el Montalbano como una ?rea ?s?mbolo? de una intervenci?n sistem?tica, casi un grande taller donde se aplic? un proyecto no casual. Antes que nada, los M?dicis pero tambi?n los Papi y las m?s importantes familias nobles del ?rea central italiana construyeron aqu? arquitecturas edilicias y de paisaje. El viaje en el Renacimiento y en el Barroco del Montalbano es por lo tanto un recorrido a trav?s de dicho proyecto, que comprende el arte, la econom?a y la sociedad de la ?poca y que a?n hoy influye sobre la posici?n de dichos sectores. El Renacimiento y el Barroco, en el Montalbano, se traducen tambi?n en destacados monumentos sagrados, frescos y decoraciones devocionales, s?mbolo de la religiosidad de esta poblaci?n en el curso de la historia.

LAS 50 VILLAS DEL MONTALBANO

De la franja m?s meridional hasta Serravalle, el Montalbano es un paisaje de villas renacentistas. Un documento indica la presencia de m?s de 50 villas, diseminadas en un territorio de solo 9 municipios (Vinci, Capraia e Limite, Cerreto Guidi, Larciano, Monsummano Terme, Serravalle Pistoiese, Quarrata, Lamporecchio y Carmignano), los que constituyen el Montalbano. Adem?s de las villas, son numerosos los palacios y las granjas que por arquitectura y funci?n, a menudo se presentan como edificios residenciales. En ning?n otro lugar como en el Montalbano el significado originario de ?Villa?, entendida como microuniverso de actividades agr?colas que hacen parte de un feudo, es tan evidente.
Aqu? hacemos una lista de las m?s destacadas villas y palacios del Montalbano
Lamporecchio: Villa Rospigliosi
Papiano: Villa Torrigiani
Limite: Villa Bibbiani
Cerreto Guidi: Villa Medicea
Bassa: Villa La Motta, Villa di Colle Alberti
Gavena: Villa Mori
Stabbia: Palazzo di Stabbia
Artimino (Carmignano): Villa Medicea “La Ferdinanda”
Vinci: Villa Martelli, Villa del Ferrale, Villa Calappiano, Villa Dianella
Serravalle Pistoiese: Villa Costa Righini o Il Cassero, Villa De Rossi, Villa di Lanciole, Villa Montegattoli
Vinacciano: Palazzo Cancellieri
Quarrata: Villa La Magia
Monsummano Terme: Villa Renatico Martini, Fattoria delle Case
Montevettolini: Villa Medicea
Castelmartini (Larciano): Villa Poggi Banchieri

En el centro del Montalbano, precisamente en Spicchio de Lamporecchio, surge una delle villas de mayor impacto sea visivo que funcional: Villa Rospigliosi. La familia Rospigliosi, originaria de Mil?n, aparece en documentos del siglo XIII como propietaria de terrenos en esta ?rea de la Toscana.
La Villa la hizo construir Giulio Rospigliosi, Papa de 1667 a 1669 con el nombre de Clemente IX. Parece que se le hab?a encargado el proyecto a Bernini, que sucesivamente lo pas? a uno de sus alumnos, Mattia de? Rossi. La construcci?n se concluy? tras la muerte de Clemente IX, en 1675. Actualmente es propiedad privada pero acoge congresos, manifestaciones y banquetes. El cuerpo est? compuesto por tres paralelep?pedos, con planta a forma de H. Las dos puertas de acceso principales, en el t?pico estilo de Bernini, se abren en el piso levantado, en la fachada y en la parte posterior. Est?n montados escudos de armas de la familia Rospigliosi con emblemas pontificios. El aspecto externo es linear, seg?n el difundido estilo toscano de la ?poca. La caracter?stica toscana es evidente tambi?n en el contraste entre la piedra gris y el revoque. Los pisos son cuatro: entreplanta, planta baja o piso levantado correspondiente al piso noble, entrepiso y primer piso. El ambiente m?s destacado es el sal?n central, con decoraciones de Ludovico Gimignani (siglo XVII).
Los frescos y las decoraciones comprenden ?Aurora y Apolo en el carro del sol? en el centro del cielorraso, las alegor?as de los signos del zodiaco en las pechinas y en las falsas arquitecturas parietales. Tambi?n los restantes locales del piso levantado presentan representaciones de escuela menor. El complejo de la Villa comprende la capilla gentilicia titulada a los Santos Sim?n y Judas, concluida en 1679 seg?n el proyecto de Mattia de? Rossi y c?pula pintada por Alessandro Gherardini (finales del siglo XVII). La Villa est? circundada por un amplio parque, subdividido en una porci?n superior y llamado ?I Giardinetti? y en una inferior, ?Il Chiuso?, ya utilizado como reserva de caza a partir del Ochocientos.
En el parque se encuentran encinas, cipreses, robles y melojos, pinos mar?timos, rebollos y pinos dom?sticos que pueden llegar a tener 30 metros de altitud con un di?metro de 70 cent?metros. Un paseo de encinas lleva a la Villa. No lejos de Lamporecchio se encuentra Papiano, donde est? Villa Torrigiani, construida en el siglo XVI y reajustada con reconstrucciones en estilo neorrenacentista durante el Ochocientos. Los frescos y las decoraciones comprenden ?Aurora y Apolo en el carro del sol? en el centro del cielorraso, las alegor?as de los signos del zodiaco en las pechinas y en las falsas arquitecturas parietales. Tambi?n los restantes locales del piso levantado presentan representaciones de escuela menor. El complejo de la Villa comprende la capilla gentilicia titulada a los Santos Sim?n y Judas, concluida en 1679 seg?n el proyecto de Mattia de? Rossi y c?pula pintada por Alessandro Gherardini (finales del siglo XVII). La Villa est? circundada por un amplio parque, subdividido en una porci?n superior y llamado ?I Giardinetti? y en una inferior, ?Il Chiuso?, ya utilizado como reserva de caza a partir del Ochocientos. En el parque se encuentran encinas, cipreses, robles y melojos, pinos mar?timos, rebollos y pinos dom?sticos que pueden llegar a tener 30 metros de altitud con un di?metro de 70 cent?metros. Un paseo de encinas lleva a la Villa. No lejos de Lamporecchio se encuentra Papiano, donde est? Villa Torrigiani, construida en el siglo XVI y reajustada con reconstrucciones en estilo neorrenacentista durante el Ochocientos. Se llama tambi?n ?Villa dell?Americana? refiri?ndose a su propietaria, Laura Jonne Merrick.
Se llama tambi?n ?Villa dell?Americana? refiri?ndose a su propietaria, Laura Jonne Merrick. En el centro habitado de Vinci surge Villa Martelli, reconstruida en los a?os ?20 por el arquitecto Adolfo Copped? por un encargo del Dip. Alessandro Martelli (propiedad privada). La Villa se encuentra sobre el eje viario de la zona del Borgo Nuovo y se puede alcanzar recorriendo un paseo de cipreses. El estilo arquitect?nico adoptado es ecl?ctico y con una mirada al pasado, con imponente torre de ladrillos y tres semicuerpos. La parte central de la Villa est? sobreelevada por una logia cubierta que se apoya sobre columnas y con balc?n caracterizado por m?nsulas de madera y motivos decorativos recurrentes.
Siempre en Vinci, en direcci?n de Anchiano, localidad en la cual se encuentra la casa natal de Leonardo, est? la Villa del Ferrale. El edificio ya exist?a en los tiempos de Leonardo y acogi? a Giuseppe Garibaldi en 1867, como recuerda un ep?grafe en la fachada.
A 5 kil?metros de Vinci, en la colina Campocollese, se encuentra Villa Dianella, circundada por un parque secular de abetos, casta?os de Indias, encinas y cipreses. La fecha de la primera construcci?n no es segura, siendo el resultado de la combinaci?n de varios edificios. Fueron propietarios los M?dicis; en esta Villa el poeta Renato Fucini (1843 - 1921) compuso ?Le Veglie di Neri?, aqu? vivi? y lo enterraron en la capilla gentilicia. En la misma capilla se puede admirar una estela funeraria romana con ep?grafe y decoraciones de sarmientos de vid, uva y escenas de la f?bula ?El zorro y la cig?e?a? de Esopo.
En direcci?n Sur - oeste de Vinci, no lejos de la ruta provincial hacia Fucecchio, Cerreto Guidi muestra su vocaci?n agr?cola con su considerable n?mero de granjas y villas presentes en el territorio. El top?nimo original (Cerreto in Creti o Greti) atestigua la tipolog?a del terreno, aluvionado por el r?o Arno. El nombre actual deriva de los Condes Guidi, feudatarios en la zona. Conserva varios monumentos antiguos, entre los cuales la Iglesia de Santa Liberata (edificada en 1336 y ampliada a partir del a?o 1655 (en su interior se encuentran frescos de la escuela de Giotto de Bernardino di Civiglio), la iglesia parroquial de San Leonardo, construida en el siglo XI con campanario sacado de una de las torres del pe??n Guidi. Al interior varias obras art?sticas del Quinientos y del Seiscientos, entre las cuales la tabla que representa a los Santos Giacomo y Sebasti?n adorando la Trinidad atribuida a Sebastiano Vini (1571); la pila bautismal de terracota vidriada policroma con episodios de la vida de San Juan, atribuido a Giovanni della Robbia (datada 1511).
En Cerreto se encuentra la Villa Medicea. Su construcci?n se documenta entre 1564 y 1568, por la comitencia de Cosimo I. La Villa era centro de coordinaci?n entre las distintas granjas de propiedad de los M?dicis en esta zona y tambi?n lugar de descanso durante las batidas de caza al fais?n, al jabal? y a los gamos que poblaban los campos circunstantes. Para construir la Villa se derrib? parte de las murallas del antiguo pe??n, substituido por las rampas de los M?dicis. Los grandes establos sacados debajo de las rampas, fueron concedidos por el Gran Duque Pietro Leopoldo di Lorena a la poblaci?n para que se usara como mercado cubierto (1780). Varios fueron los pasajes de propiedad de la Villa en los dos siglos sucesivos: de Antonio Tonini de Pescia a los Maggi de Livorno (que hicieron construir la carretera transitable de la Villa y las decoraciones neocl?sicas internas), de los Geddes de Filicaia a Galliano Boldrinio. En 1966 Boldrinio la don? al Estado. A partir del a?o 1978 est? abierta al p?blico. La Villa acoge actualmente el ?Museo Storico della Caccia e del Territorio? y una prestigiosa colecci?n de cuadros y objetos de arte que provienen en gran parte de las colecciones del anticuario Stefano Bardini. En la parte externa podemos admirar un jard?n a la italiana, de peque?as dimensiones pero de particular impacto visivo y pintoresco.
Siempre en los alrededores de Cerreto Guidi, en posici?n occidental respecto a la cabeza de partido del Municipio, surge la poblaci?n de Stabbia, lugar particularmente dedicado al apacentamiento pero tambi?n fortificado, como recuerda un documento de 1244 del Emperador Federico II. Del fortilicio no queda ninguna huella. Los M?dicis realizaron una granja y construyeron un horno y un Palacio, lugar de estancia de Cosimo I en los a?os que precedieron la edificaci?n de la Villa de Cerreto. El Palacio, aunque reajustado, es a?n existente. La Iglesia de los Santos Pietro y Paolo, que surge aqu? es del a?o 1783 y la hizo construir el Gran Duque Pietro Leopoldo. Subiendo hacia Larciano, es posible visitar la Iglesia de San Rocco, de finales del siglo XVI. En 1631, la Iglesia originaria (dedicada a la Beata Virgen) se reconstruy? titul?ndola a San Rocco, como agradecimiento por la cesaci?n de la pestilencia. Del Seiscientos la Iglesia conserva un altar de piedra serena (1641). Trabajos de reconstrucci?n realizados en el Ochocientos transformaron la arquitectura en el actual edificio de cruz latina. En Larciano surge el Oratorio de la Compa??a del Sant?simo Sacramento, donde es posible admirar la pintura que representa ?La ?ltima cena? datada 1699, de autor desconocido. Obras sagradas de particular valor, realizadas entre los siglos XV y XVI, se conservan en la Iglesia de San Niccol? en Cecina. El altar mismo de la Iglesia, de origen rom?nica en su arquitectura originaria, tiene grabada la fecha 1632. En su interior se destacan el fresco con ?S. Lorenzo, el Arc?ngel Rafael y Tobiolo, S. Sigismondo y S. Roque? de autor desconocido (bastante atendible la atribuci?n a Donnino di Domenico), del siglo XV y la pintura que representa ?La Virgen en el trono?, de la primera mitad del Quinientos. En la b?veda del altar mayor se encuentra el fresco dedicado a San Nicol?s, de finales del siglo XVI. Desplaz?ndose hacia el norte y retomando la ruta provincial hacia Monsummano, se llega a Castelmartini, donde se encuentra la Villa Poggi Banchieri, con su gran parque (propiedad privada). El edificio originario, que un tiempo pertenec?a a la familias Panciatichi, Ammannati y a los Gran Duques de Toscana, se reestructur? en el curso del Ochocientos. Est? compuesta por un solo cuerpo rectangular, con estructuras adyacentes col?nicas. Se encuentra en el centro de un vasto parque, atravesado por trazados geom?tricos.
En el centro poblado surge la Iglesia de San Donnino, un tiempo capilla incluida en la reserva de caza Poggi Banchieri y erigida como parroquia en 1782. Conserva la pintura del Setecientos ?San Jos? entre los Santos Antonio Abate y Donnino?, crucifijo del Setecientos-Ochocientos y coro de madera de 1877. De Larciano hacia Monsummano, en direcci?n noreste, se encuentra Montevettolini, donde sugerimos una visita al Oratorio de la Virgen de la Nieve (siglo XV ? XVI), en la Iglesia de San Michele (ya existente en el siglo XIII y en gran parte reconstruida en el Setecientos; frescos y pinturas de los siglos XV y XVI y a la Villa Medicea. La edificaci?n de la Villa data al 1597 y se realiz? seg?n el dise?o del mismo arquitecto al cual se confi? la construcci?n del Santuario de S. Mar?a della Fontenuova en Monsummano. Fue lugar de descanso entre la cazas en el ?Barco? de Ferdinando I de? M?dicis y se volvi? centro de referencia para la coordinaci?n de los trabajos de bonificaci?n que quisieron realizar los M?dicis en Valdinievole. La Villa presenta una planta irregular, dado que se hab?a erigido sobre los cimientos del antiguo pe??n. Vendida en 1650 por los gran duques, pas? a los Bartolomei y a los Borghese. Est? circundada por un vasto parque, con cercados y ?rboles de tronco alto.
Siempre en Montevettolini surgen el Palazzo Bargellini, del inicio del Seiscientos, que hab?a pertenecido a los Borghese y Palazzo Mimbelli, de finales del Quinientos, adem?s del Palazzo Baldini del Seiscientos, que mira a la piazza San Bartolomeo, con su caracter?stico escudo de armas del chivo rampante, s?mbolo de la familia que fue la primera propietaria, en la fachada.
En Monsummano Alto se aconseja la visita al interior de la Iglesia de San Niccolao (siglo XII, con campanario del siglo XIII) por la presencia de pinturas del Seiscientos y del Setecientos. A?n, es en Monsummano Basso que la devoci?n renacentista y barroca en el Montalbano encuentra su m?xima expresi?n en la Bas?lica-Santuario de S. Mar?a della Fontenuova. Se narra que en este lugar tuvieron lugar dos milagros: la aparici?n de la Virgen a la pastorcita Jacopina Mariotti, el 9 de junio de 1573, y el brotar improviso de agua de una fuente el 7 de julio de 1602. La fama del primer milagro (la Virgen aparecer?a a la pastorcita que, extraviando su reba?o se hab?a puesto de rodillas delante de un tabern?culo mariano orando para poder encontrarlo), hab?a hecho nacer en pocos a?os un oratorio meta de peregrinajes. El segundo milagro se verific? durante un per?odo de sequ?a e hizo aumentar el n?mero de los fieles. Los gran duques de Toscana confiaron los trabajos de construcci?n del Santuario al arquitecto Gherardo Mechini y al jefe de obras Domenico Marcacci. La bas?lica se concluy? en 1616. El p?rtico externo del Santuario presenta arcos de medio punto y 14 lunetas con frescos de Giovanni da San Giovanni que representan milagros y la historia del lugar. El campanario es de 1650. La parte interna se presenta con una nave ?nica, intersecada por transepto, embellecido por varias pinturas del Seiscientos. Al lado del Santuario se encuentran el Oratorio de San Carlo del Seiscientos y la ?Osteria dei Pellegrini? (1616).
En los alrededores de Monsummano, surge la Villa Renatico - Martini. Seg?n la tradici?n, el edificio ya exist?a en los a?os de la construcci?n del Santuario, al inicio del Seiscientos, y aqu? vivi? el Gran Duque que hab?a llegado a Monsummano en ocasi?n del inicio de los trabajos de la bas?lica. La construcci?n actual data de todas maneras al Ochocientos y la hizo edificar el escritor y pol?tico Ferdinando Martini. La Villa es de propiedad municipal y es sede del Museo. Est? compuesta por un bloque compacto, dividido en dos pisos, con escalinata de entrada y doble orden de ventanas. La parte interna est? embellecida por cielorrasos de casetones pintados y decorados con tondos de cer?mica policroma. Prosiguiendo hacia el norte, en Serravalle Pistoiese se encuentra el Palazzo del Podest?.
Hecho construir en el Quinientos por Cosimo I de? M?dicis, comprend?a originariamente el Palazzo Pretorio, las prisiones y la demora del Alcalde. De Serravalle, siguiendo la ruta para Pistoia y desviando hacia la derecha en direcci?n de Collina, se llega a Vinacciano, donde surge el Palazzo Cancellieri (siglo XVI con torre) y tambi?n la Iglesia Parroquial de los santos Marcello y Lucia, reestructurada en el Seiscientos pero de or?genes m?s antiguas. Conserva en su interior varias obras, entre las cuales la pintura ?Virgen en el trono con Ni?o y Santos Bartolom? y Marcelo papa?, probablemente del artista del Cuatrocientos Leonardo Malatesta. Volviendo a la ruta para Quarrata, es indispensable pararse en la Villa Costa Righini o ?Il Cassero? de Cantagrillo. Construida en los primeros decenios del Setecientos seg?n el dise?o del arquitecto Piero Antonio Tosi de Pistoia por la comitencia del senador Coriolano Montemagni, debe su nombre popular ?Cassero? a la derivaci?n de ?castrum?, refiri?ndose al castillo que un tiempo surg?a aqu?. Su disposici?n es de un paralelep?pedo de tres pisos, con l?neas particularmente sobrias. La parte interna presenta en cambio numerosos frescos de valor, entre los cuales las decoraciones del ?Salone del Biliardo?, obra de Paolo dell?Era (1871) y alegor?as del juego de naipes. La capilla privada, en el jard?n que se encuentra detr?s de la Villa, data al 1729. Delante de la Villa se encuentra la rotonda con el jard?n a la italiana y la pila/fontana central. Se llega en fin a Quarrata y a la Villa La Magia. El nombre de la Villa, ya existente en el siglo XIII como top?nimo, deriva de una ?monna Magia?, que dio tambi?n el nombre a una aldea de Pistoia. La reconstrucci?n etimol?gica de todas maneras no es segura, dejando abierta la posibilidad que se trate de patron?mico nobiliario. En la ?poca medieval, surg?a en este lugar un castillo, transformado sucesivamente en una demora residencial. En 1530, Gualtieri Panciatichi acogi? al Emperador Carlos V y Alessandro de? M?dicis durante una batida de caza. La Villa la compr?, a finales del siglo XVI Francisco I de? M?dicis, que la hizo reconstruir por Bernardo Buontalenti, arquitecto de corte. En las cercan?as de la Villa pasaba el Barco Reale, cintur?n de baluarte para la reserva de caza elevada por los M?dicis sobre un per?metro de alrededor de 50 km en 1626. De dos pisos y con planta cuadrada, conserva la torre palomar del Trescientos y posee un jard?n a la italiana.
Se llega luego a Carmignano, con sus numerosas villas, diseminadas en las localidades lim?trofes de la cabeza de partido. Primera entre todas, en Artimino, Villa La Ferdinanda, hecha construir por Ferdinando I de? M?dicis (1551 ? 1609). Se encuentra enfrente a Artimino y se llama ?la Villa de las 100 chimeneas? por las numerosas chimeneas que la dominan. Su espectacular magnificencia se justifica por el hecho que fue residencia de caza de los M?dicis al interior de la ?bandita?. Ilustre autor de su proyecto fue el florentino Bernardo Buontalenti. Los Grandes duques la poseyeron hasta el a?o 1782, cuando se vendi? al marqu?s Lorenzo Bartolomei. Los propietarios sucesivos, la familia Maraini, realizaron considerables trabajos de restauraci?n en los primeros decenios del Novecientos. Presenta planta rectangular, con dos baluartes angulares de escarpadura y fachada anterior con logia con columnas d?ricas, dominada por el busto de Ferdinando I. El acceso tiene lugar por medio de una escalinata con dos rampas, realizada en 1911. Las habitaciones internas presentan, cada una, un nombre debido a la funci?n o a la peculiaridad decorativa. La parte interna es, de todas maneras, muy linear y rigurosa, seg?n el estilo toscano. Varios son los frescos internos y en la logia, los estucos, los escudos de armas y los festones. Al interior de la Villa se encuentra la capilla con frescos y pinturas (de propiedad p?blica).
En la zona de Carmignano, en Poggio a la Malva, se encuentra la Iglesia de Santo Stefano, del Setecientos. Los frescos de la Iglesia precedente (siglo XI) est?n colocados, descolgados, sobre tablas dispuestas al interior del edificio. En el altar de la izquierda se encuentra la ?Virgen con Ni?o y Santos? de Neri di Bicci (1419 ? 1491).
En Capraia, merece una visita la Iglesia Parroquial de Santo Stefano (siglo XVII), mientras en Limite sugerimos visitar la Iglesia de S. Mar?a (mencionada por primera vez en el siglo XII, con reconstrucciones radicales en el Setecientos; al interior, en el ?bside podemos admirar la ?Anunciaci?n entre los Santos Francisco y Antonio?, del Quinientos- Seiscientos y ?Virgen del Rosario y Santos?, del a?o 1631), el Oratorio de la Santa Trinidad (1578; reconstrucciones barrocas), la Abad?a de San Martino in campo (de origen medieval, transformada en los siglos XVII y XVIII; campanario del a?o 1681). En Limite se encuentra Villa Bibbiani. El complejo de la Finca, de la Villa y del Parque de Bibbiani separa los habitantes de Limite sull?Arno y de Capraia Fiorentina, extendi?ndose de la ribera del r?o a las laderas del Montalbano. La superficie global de alrededor de 410 hect?reas comprende 270 hect?reas de bosque que se puede talar, 20 de vi?edo y 45 de olivares especializados, 20 de terreno para sembrar y 30 de terreno cultivado con ?rboles como ?lamos, nogales, cerezos. En el centro de la finca se encuentra la hist?rica Villa de Bibbiani, en el coraz?n del parque monumental de 20 hect?reas, constituido en parte por el jard?n a la italiana, y por la mayor parte por el parque rom?ntico, rico de ejemplares arb?reos de considerable valor, realizado entre 1815 y 1830 por Cosimo Ridolfi. Villa y Parque est?n sometidos al v?nculo monumental de parte del Ministerio de los Bienes Culturales y Ambientales; hacen parte de la Asociaci?n de las Demoras Hist?ricas Italianas. Particularmente interesante es el teatro del Setecientos en la villa, la nevera medieval, el Arco llamado ?Arco dell?Uomo? y el arboreto de con?feras ex?ticas que sigue la tradici?n de Ridolfi. Corte longobarda en el siglo VIII, propiedad benedictina hasta el siglo XIV, propiedad Frescobaldi hasta el siglo XVIII, Bibbiani se lleva como dote a Pedro Ridolfi de Anastasia Frescobaldi, que en Bibbiani crece el hijo Cosimo inspir?ndole el amor por la naturaleza y la agricultura, que constituir?n algunos de los aspectos fundamentales de este gran florentino. En el ?900, tras un breve per?odo de propiedad Franchetti, de los a?os ?30 Bibbiani es propiedad de la familia Del Gratta, que emprende la recuperaci?n de la villa y del parque de los da?os de la guerra, la reestructuraci?n y extensi?n de los vi?edos y de los olivares, hasta las modern?simas instalaciones de la bodega. Con el vino y el aceite Bibbiani puede preciarse de una buena presencia en el mercado internacional con una amplia gama de vinos, del Chianti DOCG Poggio Vignoso, al t?pico Montalbano, hasta el Sangiovese en pureza Pulignano y a los IGT Treggiaia y Montereggi, a los cuales podemos a?adir un Vin Santo de alta calidad y el agradable Blanco Ambra de Bibbiani. El Parque se puede visitar reservando de mayo a septiembre, tambi?n con visitas guiadas (Tel. 0571 57338, fax 0571 979356; y ? mail bibbiani@penteres.it ; www.bibbianivilla.it). Adem?s de la espl?ndida vegetaci?n, los visitantes tendr?n la posibilidad de observar varias especies de p?jaros y peque?os animales del bosque, entre los cuales numerosas ardillas.


UN PRECIADO EX VOTO EN LAMPORECCHIO

En 1524, la poblaci?n de Lamporecchio comision? a Giovanni Della Robbia una obra de arte como agradecimiento por la conclusi?n de la peste que hab?a devastado el territorio. La pala de la ?Visitaci?n?, de terracota policroma y vidriada, se encuentra en la Iglesia Parroquial de Santo Stefano, edificio neorrenacentista construido seg?n el dise?o de Bernardini entre 1900 y 1921 en el lugar de una precedente Iglesia del siglo XIV, de la cual queda el campanario con almenaje. La pala representa la Virgen y Santa Elizabeth en el centro, S. Sebasti?n a la izquierda y S. Roque a la derecha. La paloma del Esp?ritu Santo y dos ?ngeles. En la predela, subdividida en compartimientos, est?n representados pasos del Evangelio de Lucas, S. Esteban, S. Pietro, la Anunciaci?n, S. Pablo y S. Juan Bautista. En las columnas interpuestas entre los balaustres, escenas de la Pasi?n de Cristo; sobre el entablamento, el Redentor entre dos ?ngeles. La Iglesia actual conserva altares de piedra serena de la Iglesia precedente, uno de los cuales muestra el escudo de armas Rospigliosi y posee un Crucifijo de madera del Seiscientos. Tambi?n el nicho de la pila bautismal pertenece a la Iglesia m?s antigua. En el presbiterio se encuentran varias pinturas de los siglos XVI, XVII y XVIII.


Pagine dei risultati:    1 2 3 4
Solicitud de disponibilidad

Estructura:

Ubicación

  



prodotti tipici del MontalbanoProductos locales

Los vinos de Montalbano
Aceite IGP
Chocolate
Gastronomia
Artesanía

Eventos Eventos

Eventos de asociación
Eventos de asociados




PrensaPrensa




Provincia Pistoia